Surprise Me!

¿Mi novia y mi mejor amigo me robaron todo mi dinero?

2020-01-31 30 Dailymotion

★ Suscríbete a ASÍ ES LA VIDA: http://bit.ly/2rH5mEv

¡Hola a todos! Soy Corey, y tengo 20 años. Decidí vivir con mi novia, pero resultó ser muy diferente de lo que pensé que sería. Quiero decir, hubo una cierta etapa para que los dos descubriéramos las cosas buenas y malas del otro, pero lo que realmente descubrí sobre mi novia, bueno... fue totalmente impactante.

Empecé a salir con Angela hace aproximadamente un año. Nos conocimos en una cafetería y luego tuvimos una pequeña charla. La invité a salir y, por suerte, ella dijo que sí. El único problema que tuvimos fue que estudiamos en diferentes universidades y eso creó ciertos obstáculos para que nos viéramos. Por eso, muy pronto, comenzamos a vivir juntos.

Realmente me sentí como un hombre que tenía que hacerse cargo de la vida de los dos. Quiero decir, Angela también tenía un trabajo, pero el dinero que ganaba no era demasiado y, además, me gustaba comprarle cosas de vez en cuando. E incluso le daba mi tarjeta a Angela a menudo, por ejemplo, para comprar cosméticos nuevos o llenar el refrigerador con algo sabroso. Simplemente disfrutaba ese tipo de cosas.

Pero un par de meses después de que nos mudáramos juntos, comencé a notar que cosas extrañas estaban sucediendo a mi alrededor. Supongo que, por primera vez, noté que me faltaba algo de dinero. Sabes, tenía un contenedor de lata desde que tenía como 16 años, donde generalmente guardaba todo mi dinero. No es que fuera mi principal depósito, obviamente, ya que tengo una cuenta bancaria y una tarjeta de débito. Pero me acostumbré a poner algo de efectivo en esa lata, ya sabes, cuando, por ejemplo, mi nana intentaba "apoyarme financieramente" cada Navidad y esas cosas.

Entonces, un día decidí darle una propina al pizzero, y, cuando abrí la lata, me sorprendí, porque creía que tenía un poco más de dinero allí. Más tarde decidí revisar una vez más y descubrí que faltaban alrededor de 45 dólares. Por supuesto, era un poco sospechoso y definitivamente molesto, como siempre sucede cuando pierdes algo. Pero en aquel entonces pensé que podría haber gastado ese dinero y simplemente olvidé cómo lo hice. De todos modos, abandoné esa situación hasta un par de semanas más tarde, cuando una vez más me encontré sin dinero.

Tuve que pagarle al arrendador el alquiler de mi departamento y acepté reunirme con él el fin de semana, así que retiré una cantidad suficiente de dinero de mi cuenta bancaria. Pus